Las clases de yoga, nos permiten sincronizar cuerpo y mente

30 de Octubre del 2021

Vivimos en una sociedad muy enfocada en el éxito personal, lo que supone que muchas personas no logren alcanzar las metas que se han autoimpuesto para llegar a ser aquello que les han dicho que deben ser. Es por esto y por muchos otros motivos que todos nosotros estamos sometidos a mucho estrés diario, tanto emocional como físicamente, lo que implica que debamos buscar válvulas de escape para encontrar un poco de tranquilidad en nuestras ajetreadas vidas. Pero muchas veces obviamos estos sentimientos y preferimos reprimirlos hasta el punto que empiezan a ser un problema más grave, por lo tanto es de vital importancia encontrar una actividad que te permita desinhibirte y enfocar todos tus pensamientos en lo que estás haciendo en ese momento. Una de las opciones más recomendables es asistir a clases de yoga, ya que poseen una gran multitud de beneficios que muchos desconocemos, es por ello que el yoga está estigmatizado e infravalorado por muchas personas.

Lo primero que debemos conocer es que se hace en una clase de yoga, ya que si lo entendemos será más fácil comprender muchos de sus beneficios. El yoga es una disciplina física y mental que mediante ejercicios físicos y mentales como la meditación, y ciertas posturas, permite a los practicantes crear un vínculo cuerpo mente que ayuda mantener estos dos elementos saludables.

Una vez comprendemos cual es la finalidad de las clases de yoga, podemos nombrar algunos de sus beneficios, como el alivio de dolores crónicos, aumento de nuestra motivación gracias a las endorfinas generadas durante la sesión, etc. Sobre todo, cabe destacar la disminución significativa de la ansiedad y la depresión, ya que es una manera muy sana de dejar atrás estás enfermedades  tan perjudiciales para nuestra persona y por lo tanto para nuestras vidas.

Una vez hemos conseguido eliminar problemas tales como los presentados anteriormente, experimentaremos una mejoría en nuestra concentración y en nuestra capacidad de resolución de problemas. Por otro lado, y aun que parezca mentira, las clases de yoga nos mantienen jóvenes, dado que afecta directamente a la protección de nuestro ADN y a la ardua tarea de mantener nuestra mente activa y sana.
Y por si fuera poco las clases de yoga son una de las mejores maneras de quemar calorías a la vez que cuidamos nuestra espalda y nuestras articulaciones. Está es una ventaja que hay que tener muy en cuenta, dado que muy pocos deportes nos permiten combinar estos beneficios, en muchos casos forzamos nuestro organismo para quemar calorías o tonificarnos de una manera más rápida, pero lo único que conseguimos practicando dichos deportes es estropear nuestro cuerpo a largo plazo.

Así que ya sabes, no dudes en acudir a una clase de yoga, y verás por ti mismo que todo lo te hemos comentado no es más que un simple resumen de las muchísimas ventajas que posee el yoga.